lunes, 9 de mayo de 2011

¿Que si te extraño?

¿Que si te extraño?
¡Mucho!

No sabes cuántos días y noches te he añorado,
tantas alegrías y sinsabores que he deseado compartir contigo,
tantos sueños y esperanzas, desvelos y tragedias, tanto de mi.

Saber qué es de tí, la mujer que me llevó en sus entrañas y en su regazo,
la mujer que en su lucha diaria prefirió el dolor al placer por verme sonreír.
La mujer que un día decidió volver a serlo!

La vida y la soberbia nos separó, nos juzgamos e hicimos daño,
tú hiciste tu vida aparte y dejé de ser parte de tu mundo, de tu realidad.
Yo me hice el fuerte, me envolví en el manto del dolor y la tristeza,
no quise molestarte con mis penas y con ellas me hundí y perdí valor.

Me has hecho falta y creo que yo a ti también y aunque la distancia nos mantiene
separados y sin saber ciencia cierta de nosotros, te extraño.

Si Dios me lo permite, estaré postrado ante ti para decirte:

Mami, perdóname por todo, he sido vil, te he juzgado.
Mami, te extraño.
Mami, te amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada